Osteopatía

La osteopatía es una medicina complementaria que se basa en la unidad del cuerpo y la psique, así como en la interactividad entre los diferentes sistemas del cuerpo humano y también con el exterior. Cuando el organismo se encuentra en equilibrio estructural y fisiológico (homeostasis), en un entorno medioambiental favorable, con una nutrición y ejercicio físico adecuados…el cuerpo tiene la capacidad de autorregulación, es decir, de volver a su estado de equilibrio y salud (auto curación).

La osteopatía es una disciplina manual, diagnóstica y terapéutica apta para cualquier persona y edad que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios.

La osteópata de nuestro equipo de Felsinee en Bergara tiene como objetivo mejorar la salud del paciente para llegar a un estado de equilibrio y bienestar. Para ello, se busca el origen del problema y mediante una historia clínica completa, un diagnóstico preciso, un tratamiento personalizado adecuado y las recomendaciones necesarias para el día a día del paciente se consigue solucionar el motivo de consulta y mejorar su calidad de vida recuperando su estado de bienestar. Después de la sesión de osteopatía se necesita un tiempo para que el cuerpo del paciente se adapte y llegue a su curación. Dentro del tratamiento hay multitud de técnicas que se elegirán en función de las características del paciente (enfermedades, embarazo, edad, sexo…) y de la naturaleza de la lesión o disfunción (estructural, visceral…): técnicas miofasciales, técnicas viscerales, manipulaciones articulares y vertebrales, movilizaciones, técnica craneosacral…

¿En qué casos viene bien la osteopatía?

  • Lesiones tanto deportivas como traumáticas: tendinitis, epicondilitis, esguince, luxaciones, contracturas musculares, rotura de fibras, latigazo cervical…
  • Dolor de cabeza, cefalea, migrañas, vértigos, mareos…
  • Sinusitis, rinitis, otitis, problemas oculares, bruxismo, patologías de ATM…
  • Dolores de cuello y espalda: Cervicalgia, cervicobraquialgia, tortícolis, dorsalgia, lumbalgia, problemas discales y hernias discales, escoliosis, ciática, cruralgia, artrosis…
  • Problemas digestivos: reflujo, hernia de hiato, gastritis, úlceras, diarrea, estreñimiento, enfermedad de Crohn, colón irritable… 
  • Problemas uroginecológicos: alteraciones hormonales, dolor menstrual, cistitis de repetición, incontinencia urinaria y/o fecal, vaginismo…
  • Antes del embarazo, embarazo y postparto
  • Bebés y niños: cólico del lactante, problemas de sueño, estreñimiento, tortícolis congénita, plagiocefalia, llanto excesivo, escoliosis, hiperactividad, falta de concentración, problemas de pisada…
  • Recuperación postquirúrgica, cicatrices, fibromialgia, cansancio, estrés, ansiedad, insomnio…

 

Para bebés, niños y adultos.

Previous
Next